Olla a presión

Cocinar en la olla a presión

La olla a presión es una excelente alternativa para cocinar de un modo mucho más rápido y limpio. Para comenzar a usarla hay que tener en cuenta algunas precauciones mínimas para su correcto funcionamiento.

Cocinar en la olla a presiónLa olla a presión es uno de esos elementos indispensables que se debe tener en una cocina, ya que es sumamente práctica para preparar determinados alimentos en un período más breve de tiempo.

El funcionamiento es bastante simple, se trata de una olla que trabaja a altas temperaturas por quedar herméticamente cerrada, sin permitir que salga agua ni vapor que se encuentren por debajo de una cierta temperatura.

Al estar completamente cerrada, la olla a presión permite alcanzar temperaturas por encima del nivel de ebullición del agua, logrando una cocción a una velocidad más rápida y aprovechando al máximo el calor que se genera.

Las primeras veces que se utilizan estas ollas es muy difícil poder calcular el tiempo que demora en cocinar, por lo que es habitual que las comidas se pasen o algunos alimentos como las papas y el pescado se deshagan, pero es cuestión de práctica.

Una vez que se acostumbra al tiempo que lleva de cocinar la olla a presión, se logran platos deliciosos y rápidos.

Todas las ollas a presión cuentan con una válvula en su parte superior, la cual cumple la función de ir dejando salir el vapor cuando se alcanzan las temperaturas máximas que resiste.

Las instrucciones de uso aclaran siempre que se debe mantener bien limpia esta válvula, ya que con el sucesivo uso se puede obstruir con restos de comida y puede ser peligroso que eso ocurra.

Un detalle a saber es que cuando la válvula comienza a silbar es el aviso de que el agua alcanzó la temperatura que hierve, en ese momento podemos disminuir la llama del fuego para ahorrar combustible.

La olla a presión nunca se debe abrir cuando está en el punto de hervor. Se debe esperar a que se enfríe o incluso colocarla debajo de una canilla para que baje la temperatura antes de abrirla.

Son muchas las recetas que se pueden preparar reduciendo el tiempo de cocción gracias a la olla a presión, donde los alimentos más comunes que se cocinan son el arroz, carne, pollo, verduras, lentejas, garbanzos, etc.

Funcionamiento y tiempo de cocción con la olla a presión

Para tener una noción aproximada del tiempo de cocción se puede estimar que demora la tercera parte de lo que lleva en una olla común.

Nunca se debe llenar la olla más de 2/3 de su capacidad (incluyendo el agua), e incluso si se trata de lentejas, porotos o garbanzos, se recomienda que no supere 1/3 de la capacidad ya que duplican su tamaño con la cocción y pueden tapar la válvula y alterar el funcionamiento.

Además de la rápida cocción, la olla a presión es excelente para cocinar de una forma mucho más limpia y menos olorosa.

Al quedar herméticamente cerrada no permite que se derrame ningún componente mientras se cocina, evitando así salpicaduras sobre el fuego y la cocina, generando un menor trabajo de limpieza.

En el mercado se pueden encontrar una amplia cantidad de marcas y modelos que varían su precio según la calidad de sus componentes, siendo Magefesa y Tefal dos reconocidas marcas con una buena relación de precio y calidad.

Las ollas de cocina esmaltadasson un aliado infaltable en la cocina. Elegantes, prácticas, fáciles de mantener. Por su espesor mayor, permiten mantener la temperatura de las comidas por mayor tiempo. También están en condiciones por esta misma razón, de servir como sustituto del horno, para la preparación de pizzas, tortas, tartas, etc. con un mantenimiento adecuado, pueden permanecer como nuevas durante muchísimo tiempo.
Calificación:
reservar hoteles
Recomendamos Leer

El cuchillo eléctrico es un gran invento para cortar la comida de un modo...

Las ollas de cocina esmaltadasson un aliado infaltable en...
0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario
Suscribirse